La botella

LA BOTELLA

"LA BOTELLA QUE RESPIRA"

Terracotta Wines “la botella que respira” es reutilizable y hecha a mano por un artesano italiano (made in Italy).

La mezcla de las distintas arcillas y las temperaturas de cocción específicas le confieren la solidez y consistencia necesaria para que no se filtre el líquido de su interior con el paso del tiempo. Este proceso de elaboración permite al vino una micro-oxigenación constante en la botella, característica común de las ánforas (o tinajas) y de las barricas de madera, sin aportarle este último sabor, manteniendo únicamente sus aromas primarios, respetando las propriedades del terreno y la tipicidad de las uvas.

Botella Terracotta Wines Molde

Una botella artesanal hecha a mano

Tras hacer un molde con la forma de la botella, se preparan uno a uno los distintos moldes dentro de los que se verte el barro en estado líquido en su interior, con este proceso se consigue que cada botella sea exclusiva -pudiendo por lo tanto tener las imperfecciones propias del trabajo hecho a mano.

Tras dejar que la arcilla introducida se endurezca, se extrae cada botella y se las somete a un proceso de frío y posterior horneado. Una vez extraídas del horno se limpian una a una para eliminar los posibles restos y así dejarlas listas para recibir el fruto de la uva. 

Los materiales de la “botella que respira”

La terracota siempre se ha usado para el trasporte del vino. Es una arcilla de la familia de la cerámica (del griego antiguo “kéramos”), como el gres y la porcelana.

TerraCotta Wines - Barro liquidoLa diferencia está en la cocción de los material, el arcilla se cuece a una temperatura que puede variar desde los 800 hasta los 1050 grados, mientras que el gres y la porcelana se tienen que cocer a más alta temperatura y esto comporta una vitrificación del material y el cierre de los poros del mismo.

La porosidad obtenida con este proceso permite al vino envejecer en la “botella que respira” día tras día. Es una crianza comparable a una barrica de madera.

La arcilla usada en la fabricación de las botellas es de procedencia española y es apta para alimentos porque no contiene metales pesados. A tal propósito, Terracotta Wines, ha hecho un análisis de los materiales de su propias botellas en el Instituto Tecnológico AINIA de Paterna.

EL PROYECTO

  • La idea
  • Las dudas
  • Las dificultades
  • El invento

LA MARCA

  • El logotipo
  • Las etiquetas
  • El tapón
  • La caja

AMOS BENACCHIO

CEO de TerraCotta Wines​

“Se trata de un producto artesanal exclusivo y elaborado por un equipo humano altamente cualificado. Así ha nacido “LA BOTELLA QUE RESPIRA”, el invento que sirve para que el vino evolucione y se críe en la botella, sin que tengas que  esperar a que lo haga en la bodega.”

¿Te gusta la idea?

¿Quieres probar el vino?

¿Te gustaría personalizar la botella con el logotipo de tu empresa?

TU BOTELLA QUE RESPIRA

"TerraCotta Wines" un proyecto único

Para el particular y para las empresas

La botella que respira de Terracotta Wines presenta diferentes características y por eso son diversas las personas que pueden estar interesadas en ella.
En este sentido, nuestra exclusiva botella es de utilidad tanto para el particular que quiere tener un detalle elegante con otra persona, como para la empresa que quiere personalizar la botella con el proprio logotipo; desde quien quiere regalarse esta botella para poder reutilizarla hasta la empresa que quiere embotellar su proprio vino. No dudes en contactarnos para obtener información sobre la botella o sobre las posibilidades de hacer un molde exclusivo para tu empresa. Estamos a tu disposición para satisfacer cualquiera que sea tu exigencia.

Un regalo que dura en el tiempo

En la sociedad en la que vivimos en múltiples ocasiones queremos hacer un obsequio y que el mismo sea apreciado por quien lo recibe, siendo nuestra voluntad que sea algo útil, funcional y que evoque un bonito recuerdo en el receptor.
TerraCotta Wines ha pensado también en esto y te da la solución: la botella que respira, pues una vez utilizada la misma para su función primordial, que es el transporte del vino y la posibilidad de satisfacer el proprio paladar con un vino envejecido a proprio gusto y que mantiene sus características originales, se puede reutilizar para mantener frío cualquier líquido.
De esta forma se convierte en ese regalo valioso, delicado, elegante y, sobre todo, artesanal y exclusivo.